Marchando un revuelto de premios, inauguraciones e insultos por @MariaPSC

premios inauguraciones insultos protocolo

Marchando un revuelto de premios, inauguraciones e insultos, este título ¿no los parece una parece una comanda? pues lo es, porque ese es el contenido variado del post de esta semana: premios, inauguración e insultos, con dos cosas en común: eventos y protocolo.

Premios: Oscars 2019

En la madrugada del domingo al lunes –hora española- se entregaron los premios anuales más importantes del séptimo arte: los Oscars, en el evento de los eventos.

Los Oscars ya no son lo que eran. Del glamour que antaño transmitían las estrellas desfilando por la alfombra roja, hemos pasado a un desfile en el que –salvo contadas excepciones- el buen gusto brilla por su ausencia y prima lo estrafalario y chabacano. La alfombra roja –que se transmite en toda su duración- se ha convertido en un escaparate en el que todos parecen compartir una máxima: “que se hable de mí, aunque sea mal”.

Modelos, modelitos y modelazos

Si hay dos modelitos que han copado las páginas de los medios esos han sido sin duda los de Spike Lee y Billy Porter, este último con un smoking-miriñaque de terciopelo que ha tenido mucho juego en las redes sociales, porque no olvidemos que eso es lo que pretenden quienes van allí a dar la nota, la presencia en redes.

El de Spike Lee nos deja sin palabras, pretendía hacer un homenaje a Prince, pero como disfraz de conductor de tranvía de principios de siglo seguro que “peta” en Carnaval.

Si el atuendo es extravagante lo mismo se puede aplicar a peinados, calzados y joyas. Las zapatillas de deporte y las chanclas de playa han tomado la alfombra y el escenario

Durante esta semana los medios nos bombardearán con la lista de las mejor y peor vestidas sobre la alfombra roja. Modelos y modelazos llegarán a nosotros en forma de listados que tienen algo en común: no hay un común consenso. Dependiendo del medio, así es la lista, que además está condicionada por el gusto personal de quien la redacta, el diseñador que firma el modelo y la actriz que lo viste.

Lo que el ojo no ve

El ojo del espectador se pierde lo que la cámara no capta y hay que esperar al “día después” para ver esos detalles de la ceremonia en los medios.

Este año nos hemos perdido la caída del actor Rami Malek quien, tras recoger el Oscar al mejor actor por su interpretación de Freddie Mercury en Bohemian Rhapsody y bajando los escalones del escenario ha dado con sus huesos en tierra.

Un momento “P’haberse matao” que dirían en mi pueblo. Afortunadamente el equipo de emergencias acudió raudo y veloz en su ayuda y todo ha quedado en un susto.

Reivindicaciones políticas

Como es habitual la ceremonia ha tenido su momento de la reivindicación política. Desde el escenario se ha reivindicado: el papel de los inmigrantes en el desarrollo económico de los países y la interculturalidad como una necesidad para la evolución de la sociedad. También se ha hablado del racismo y el daño que el mismo hace a la convivencia pacífica.

Como también es habitual esperamos que esas palabras no se queden en el escenario y que los políticos tomen nota.

Una fortuna en regalos

Ser nominado tiene premio seguro. Aunque uno no se lleve el Oscar, se lleva una bolsa con regalos. No vayan a pensar que es la típica bolsa que dan en algunos eventos: folletos, cuaderno y un bolígrafo que antes de salir del lugar ya se ha roto. ¡Ni mucho menos! Aquí las cosas se hacen a lo grande y las “bolsitas” tienen más contenido: productos de belleza, joyas, obras de arte, viajes, estancias en resorts exclusivos … ¡menudencias valoradas en 90.000€!.

Un rey muy premiado

Premios también ha tenido Felipe VI, pero parece que no son tan mediáticos y han pasado de refilón por los medios. En menos de un mes nuestro monarca ha recibido el premio de la Federación de Comunidades Judías, por el apoyo de la Corona “al renacimiento del legado judío y sefardí en España y en el mundo”; el premio de Convivencia, como homenaje a los valores de libertad, justicia, concordia, democracia y unidad que representa la Monarquía; y el premio Mundial de la Paz, otorgado por la Asociación Mundial de Juristas.

Premios muy importantes tanto por quienes lo otorgan, lo que representan y quiénes lo han recibido antes que el monarca español.

Inauguración del Mobile World Congress

El lunes se inauguró el MWC 2019, que anualmente se celebra en Barcelona y que reúne en esta ciudad a lo más granado de la tecnología mundial. Es una inauguración en que altas instituciones del Estado están muy implicadas y presentes; en ella se pone en juego el protocolo y la convivencia cuya base fundamental es el respeto a las altas autoridades allí presentes.

Como cada año hay que lamentar las faltas de respeto al jefe del Estado por parte de autoridades autonómicas y locales que se negaron a recibir al monarca.

¡A insultarse, que estamos en campaña!

Publicaba El Correo hace una semana un artículo firmado por Solange Vázquez en el que se mencionan los insultos que se dedican nuestros políticos. Dichos insultos, que se han convertido en habituales en el día a día de los políticos que nos representan -esos que tienen rango reconocido en el RD 2099/83 como autoridades que son-  y van subiendo de tono en víspera de campaña electoral. El motivo de este intercambio de insultos lo fundamenta la periodista en que la política “es un fiel reflejo de la sociedad”. Esto debería llevarnos a reflexionar ¿De verdad somos los españoles tan maleducados?

Si no quieres perderte nada del programa el Kiosko del Protocolo, puedes escucharlo en este enlace.

Por: María Gómez Requejo @MariaPSC

Fuente montaje imágenes: Casa Real y Marca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.