La etiqueta masculina (@maritaserna)

Estamos en plena vorágine de entregas de premios de cine: con los Oscar en el horizonte las diferentes academias de cine, las asociaciones de críticos y de otras profesiones relacionadas con el sector se esfuerzan en competir por caldear el ambiente y hacer de sus fiestas de nominados y galas de entrega el referente anual en este tipo de eventos de mucha etiqueta.

No sé si los profesionales están pendientes de quienes son los galardonados, de qué se cuece en ese mundo, de su los premios técnicos son importantes por lo que supone de avance en proyectos cinematográficos complejos. Lo que sí sé, es que se han convertido en pasarela de moda: no hay entrega sin su alfombra roja. No hay actriz o actor que se precie, que no prepare su atuendo pensando, específicamente, en el posado de esa noche. Alrededor de estos metros de moqueta se ha generado un espectáculo paralelo que amenaza con eclipsar a los propios premios. Esta ración del pastel es cada día más grande.

Las revistas de moda, las secciones de “sociales” de los periódicos, las televisiones, los digitales…¡todos volcados y pendientes de los modelos que lucen unas y otros! “Las más elegantes”, “las peor vestidas”, “los más actuales”…¡imposible resistirse al vicio de cotillear y comentar si ellas están guapas, gordas, mal vestidas, pintarrajeadas…!

¿Mal vestidas? No. Las actrices y otras profesionales del cine que acuden a las galas de entrega de premios no van mal vestidas: ninguna descuida la etiqueta requerida. Podrá sentarles mejor o peor el modelo elegido, pero todas ellas eligen vestidos largos -o pantalones de mucha fiesta- para las galas de entrega y trajes de cóctel para las fiestas de nominados. Con su elección demuestran el respecto que sienten por el evento al que acuden, pues eso es, en el fondo, lo que significa vestirse adecuadamente para un determinado acto.

¿Y ellos? ¿Cumplen con la etiqueta? La masculina es el referente para la femenina: dependiendo de lo que elija -adecuadamente- el hombre, vestirá la mujer que le acompaña. Es lo que dicen las normas sociales y lo que llamamos:

EQUIVALENCIAS

Cuando el hombre viste:               la mujer luce:
Frac                                                            Vestido largo
Chaqué                                                      Vestido corto o vestido de cóctel
Esmoquin                                                 Vestido de cóctel o vestido largo
Traje oscuro                                             Vestido corto (largo debajo de la rodilla)

Pero parece que jugamos al juego del revés, porque, si bien en las galas de entrega, cumplen con el esmóquin -que es el traje de fiesta más utilizado por las noches  porque se puede lucir en muchas y muy distintas circunstancias con la única limitación del horario (a partir de las 19.00 h.)- en las  fiestas de nominados, dejan mucho que desear (como ejemplo, vamos a utilizar las fotos de las fiestas de nominados y de entrega de los Premio Goya 2015):

Jesús Castro Jesús Castro  Jesús Castro
Carlos VermutCarlos Vermut  Carlos Vermut
Karra Elejalde FNKarra Elejalde Karra Elejalde
José Sacristán FNJosé Sacristán José Sacristán
1421686038_774337_1421759001_album_normal

… y no será porque ellas no cumplían adecuadamente con la etiqueta, pues bien vestidas van, como se aprecia en la foto en la que el propio presidente en aquella fecha, lucía americana con jersey de pico y corbata…

1421686038_774337_1421758402_album_normal

¡Y no hablamos de moda: sólo de etiqueta!
El cantante Pharrell WIlliams, vestido de Lanvin, con su mujer Helen Lasichanh.

(Pharrel Williams, alfombra roja de los Oscar 2014)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.