1

JEFES, COLEGAS, Y DEMÁS TEMAS LABORALES…

 

CÓMO TRATAR A SU JEFE:

-Conozca los límites. Un jefe siempre es un jefe, no importa lo bien que se lleven o lo mucho que valore su opinión.

-Manténgase siempre en una actitud profesional y recuerde que su jefe tiene una posición superior. No ofrezca consejo si no se lo pide.

-Preguntar , por ejemplo, y sólo si los ha conocido, por su cónyuge o sus hijos, hecho de forma cortés, es lo más personal que debe usted iniciar.

-Cuando haya momentos de crisis, espérese a que se le pase el ataque de pánico inicial antes de compartirlo con el jefe. El momento de contarlo es cuando ya hemos pensado la solución al problema.

Y SI EL JEFE ES USTED?
-Para que la vida laboral no sólo funcione bien, sino que tenga éxito, la relación entre un jefe y su personal es fundamental.

-Un lugar de trabajo en el que el jefe conoce de verdad a sus empleados, a todos, es un sitio en el que se es feliz, y, por tanto, se es eficiente y se logran objetivos.

-Sólo los malos jefes ejercen a través del temor: temor a ser desplazado , o peor, despedido. Un jefe que abusa, que alza la voz, que genera ira se convertirá pronto en alguien odiado. Y no digamos si, encima, se apropia de todos los logros y éxitos y centrifuga los errores.

-Un buen jefe escucha de verdad a su staff. Pero lo hace desde el respeto profesional, porque su personal está seleccionado acorde con sus funciones, luego probablemente está más especializado en lo que hace.

-Un buen jefe reconoce las fortalezas, comprende los procesos, grandes y pequeños, y se marca objetivos razonables…sin irlos cambiando sobre la marcha, y según sople su humor.

-Animar cuando es necesario, incluso recompensar, son actitudes que, hechas en el momento adecuado, y con prontitud, elevan la moral profesional.
HISTORIAS DE AMOR EN LA OFICINA?

-Si surge el amor, hay que pensar cuidadosamente si es posible seguir siendo colegas.

-El sentido común le hará prever posibles conflictos. Por supuesto debe enterarse de si la empresa tiene una política concreta a ése respecto. Y cuente con que , aunque usted está seguro de su profesionalidad, otros pensarán de otro modo.

-Por no hablar de una relación entre un/a jefe y un/a subordinado…Ambos deben pensarlo cuidadosamente.

-Desde luego, al inicio, cuando no se sabe el alcance de la relación en sí, la discreción es un must. Una vez asentada la relación, empero, es mejor tomar las riendas de lo que se comunica, para controlarlo mejor y evitar más ruido de fondo del necesario.

-Demostraciones de intimidad a la vista del resto de empleados es de sumo mal gusto. Si no quieren perder el respeto, muestren contención.

-No cabe duda de que el amor puede florecer en cualquier ambiente, así que, también en el entorno laboral , puede ser maravilloso. Es usted el que debe pensar si puede afectar a sun trabajo o su relación, y, por tanto, a usted le corresponde establecer sus prioridades y actuar en consecuencia.

Comments 1

  1. Pingback: JEFES, COLEGAS, Y DEMÁS TEMAS LABORALES... vía @GMSProtocolo - Protocol Bloggers Point

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.