1

Día a día con nuestros (y los de todos) mayores.

Es muy común presenciar cómo hay gente que trata a las personas mayores como si fueran niños inseguros . Esto es, sin ambages, una muestra de malos modales. Puede haber cierta confusión o poca concreción asociada a algún grado de senilidad, pero asumirlo por anticipado es un grave error.

Es decir, como con todo el mundo con quien nos relacionamos, presupongamos, sencillamente, que su pensamiento es sólido.

Lo mismo pasa con quien habla en voz anormalmente alta a todas las personas mayores. No cuesta nada elevar la voz una vez se ha comprobado que existe un problema auditivo. Si no es el caso, sencillamente es grosero gritarle a alguien.

Sí conviene, en cambio, asumir que, habiendo vivido en tiempos anteriores, los modales que esperan son un poco más respetuosos , más formales. En definitiva, pulir nuestros modales al máximo: hablar relajadamente, pronunciando bien, no caer en una intimidad excesiva, nada de temas escabrosos, y, desde luego, tacto exquisito respecto a temas religiosos.

Y, al dirigirnos a ellos, usar el usted , decidida y naturalmente. Incluso si se usa sólo el nombre de pila (“María” en lugar de “doña María”), hay que conservar el usted. Sólo lo abandonaremos si él o ella nos lo piden, como signo de confianza…o coquetería.

Una última consideración: todo el mundo ralentiza los movimientos y la ejecución de tareas , así que no queda más que regalar nuestra paciencia. Debemos ofrecernos a ayudar, y aceptar elegantemente tanto si se acepta nuestra ayuda como si se rehúsa. Habrá quien se enorgullezca de su independencia y quien aprecia ser mimado como un regalo de la madurez. Sin duda , ofrecer ayuda , sujetar puertas ,ceder el sitio o el paso en espacios públicos o medios de transporte, ayudar con gracia y paciencia a ponerse abrigos…hará nuestro entorno un sitio más elegante en el que vivir.

Comments 1

  1. Pingback: Día a día con nuestros (y los de todos) mayores vía @GMSProtocolo - Protocol Bloggers Point

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.