Esto no me sabe a nada….

Cada alimento tiene su sabor. Parece obvio y nada original. Sin embargo, y a pesar de lo evidente,  para que disfrutemos de cada sabor deberíamos tener cierto cuidado al pautar, ordenar o elegir el orden en el que nos los vamos a comer. Los sabores los apreciamos con la lengua, que es más sensible de lo que uno cree y necesita su tiempo para “olvidar” un sabor y “apreciar” el siguiente. Por ello, y con todo respeto a las actuales tendencias gastronómicas, se “protocolizaba” el orden en el que se servían los platos en la mesa.

Las técnicas de cocina actuales han obligado a rediseñar dicho orden, pues los clásicos habituales tienen “ropa nueva” que condiciona, no sólo el orden que ocupa en el menú, sino, además, la forma de comerlos: se hacen cremas tan densas que en vez de cuchara, requieren tenedor; se desarticula algunos alimentos que de sólidos pasan a líquidos -como la famosa tortilla- o se solidifican otros, que antes era de cuchara segura (por ejemplo, crujiente de lentejas).

Tenemos que darle una vuelta a nuestros menús, porque, esa cuchara de las lentejas … ¿la cambiamos por un tenedor? ¿Deberíamos poner los cubiertos como siempre se ha hecho en una mesa?

tortilla desestructurada

No obstante,  no está de más saber que:
-se sirven antes los alimentos de sabor más suave, que los de sabores más fuertes:
sopas, caldos, cremas o consomés, aunque también son adecuados para empezar una comida o cena, los arroces, pastas, verduras, huevos o ensaladas
– luego se sirve el plato principal de pescado o carne: si se sirven los dos, antes el pescado que la carne
-se cierra con los postres. Si es uno, no hay más que hablar. Si se ofrecen varios, el orden sería:
fruta fresca
dulces, flanes o cremas
helados o sorbetes

Como hemos comentado, conviene saber muy bien qué  vamos a servir en la mesa para proceder a montarla y, como consejo, para servirla, lo más seguro es no tirarse a la piscina aplicando la plantilla clásica y hablar antes con el cocinero. Seguro que sabe mejor qué nadie qué ha planteado con su menú, qué orden es el adecuado para apreciar sus sabores y qué instrumentos son los ideales para comerlo.

 

 

(Fotos: canalcocina)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.