2

A cada comensal, su mesa

comensal

Cuando organizamos almuerzos o cenas en nuestras casas sentamos a los comensales con el típico :”tú aquí y tú allí” apoyándonos en el conocimiento que tenemos de las personas que nos van a acompañar. Sabemos quienes son nuestros invitados de honor, aquéllos para los que lo hemos organizado y les sentaremos a nuestro lado; sabemos quienes se llevan bien y quienes algo peor, y los separamos un poco para que, al menos, no pasen un especial mal rato; sabemos quienes tienen temas de conversación amenos que puedan “conducir” las conversaciones para disfrute de todos… ¡estamos en terreno conocido!

comensal          Mesa_2

Cuando nos enfrentamos a esto mismo pero con muchos más comensales y queremos conseguir que salga bien pero a gran escala, tenemos que utilizar algo que nos ayude a ir “cuadrando” nuestro comedor. Ya sea una comida de empresa o una boda. En ambos casos, lo más sencillo es partir de un plano del comedor. A escala, porque no es lo mismo imaginar que estar allí: no sólo tienen que caber las mesas en el croquis, tienen que caber las sillas y tiene que caber el movimiento de los comensales. Las mesas redondas para seis personas tienen un diámetro de 153 cm; las que son para ocho comensales, 204 cm y las que son para diez, 255 cm. Es verdad, que siempre se puede meter un comensal más, puesto que son mesas de tamaño generoso, pero conviene tenerlo en cuenta.

Mesa_1          Mesa_3

Después asignaremos un rango a las mesas: cercanas y centradas, son las de mayor importancia. Después siempre las del lado derecho sobre las del izquierdo. Así hasta completar el comedor elegido: más clásico, con una presidencia al fondo; más moderno, con las mesas redondas alrededor de la principal.

Y luego iremos mesa a mesa. Lista de invitados a un lado, croquis de cada una de las mesas al otro, lápiz y goma de borrar. Asignaremos primero los “grupos” de ocho o diez invitados por cada una de ellas -en función del tamaño elegido- y cuando estén todos asignados, si queremos aun protocolizar más, ordenaremos los puestos de mesa y a cada invitado, le asignaremos el suyo.¡y que no falle ninguno!

Mesa_4          Mesa_5

Queda advertir de ello a los invitados. Y para eso están los diferentes sistemas, cada vez más originales, que avisen de ambos datos: paneles a las entradas de los comedores que admiten todo tipo de creatividad especialmente en las bodas y carteles nominales en cada puesto de la mesa, para que no hay duda alguna.

Como de todo ello se puede hablar mucho, iremos por partes y lo veremos en otras entradas.

Comments 2

  1. Pingback: A cada comensal, su mesa - @GMSprotocolo y Eventos - Protocol Bloggers Point

  2. Pingback: Sentados por parejas - GMS Protocolo y Eventos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.